Acceso de Usuarios
Regístrese aquí para ingresar

Artículo “Test”

  ¿Eres un trabajólico?

En tiempos medidos por la productividad y la competencia, existe una nueva adicción entre aquellos que hacen del trabajo el centro de su vida.

Peter Pan puso a volar la fantasía de muchos desde su aparición en pantallas en 1953. Sin embargo, en la película Hook, recordarán que su familia sentía todo menos cariño, por la exagerada cantidad de tiempo que dedicaba a su trabajo.

“Es importante que sepan que el término workaholic se origina porque su  comportamiento es similar al de una persona que sufre de alcoholismo” comenta  PercyGrandez, docente de la Carrera de Psicología de la UPC.

El niño que volaba, enfrentaba piratas y besaba sirenas en Nunca Jamás vino a la Tierra y olvidó soñar. “De forma gradual e inconsciente, van perdiendo estabilidad emocional y se convierten en adictos al control y al poder, en un intento por lograr el éxito cabal en su trabajo”, dice.

Cuando Peter Pan alcanzó la adultez se convirtió en un trabajólico más.

El trabajador respetable

Marisa Bosqued es una especialista española en psicología y autora de cinco libros relacionados con temas del mundo laboral. Ella comenta que una de los principales razones del por qué este síndrome ha tomado importancia es porque, muchas veces, el entorno del trabajólico no ve mal  su comportamiento.

“Si una persona frecuenta juegos de azar, toma drogas o bebe de forma descontrolada, la sociedad, y él mismo, lo considerará una conducta reprobable. Pero trabajar más de la cuenta, eso siempre parece algo respetable”, comentó Bosqued en una entrevista durante la presentación de su libro ‘¡Que no te pese el trabajo!’.

Eso deja fluctuando una duda. En un mundo cada vez más competitivo, donde hay personas que logran el éxito y avanzan en su vida profesional persistentemente, ¿dónde radica la diferencia entre una persona entusiasta del trabajo y un trabajólico?

“No tiene conciencia de cuando parar. Es como llevado por el hábito”, comenta Víctor Urbano, especialista del Colegio de Psicólogos del Perú.

Para graficarlo, comenta que uno de los mejores ejemplos es, sin duda, la tendencia al “presentismo”; es decir, el tipo de trabajador que sabemos está de vacaciones, debería estar con su familia en el campo o, incluso, enfermo,  pero lo seguimos viendo en la oficina.

¿Qué tan comparable es esto con las drogas comunes? “El comportamiento es muy similar al de los adictos a sustancias porque tienen una conducta compulsiva. Si le das vacaciones, su esquema sicológico lo castiga y hasta tiene reacciones somáticas”, comenta Grandez.


El origen

“A diferencia de las enfermedades físicas, que tienen un solo agente; las adicciones tienen la interacción de varios elementos”, dice Grandez. “Es por eso que los workaholics padecer por factores sociales, personales y laborales. Porque cuando estos se encuentran con una persona con predisposición, los elemento confluyen”.

Esto quiere decir que, en estos casos, como en las drogas, la persona requiere cualidades que le permita salir de esto y ayuda profesional. “Darse cuenta de su propio problema constituye el primer paso”, dice Urbano.

 

Por otro lado, la tecnología como tablets o smartphones que brindan las compañías sirven como un enganche. “Las empresas que están a la caza de la búsqueda de gente que lleve trabajo a la casa, dándole facilidades”, comenta.

En el corto plazo, los efectos de productividad son positivos porque obtienen resultados esperados. Pero en el mediano y largo plazo, las organizaciones comienzan a ver que esa persona, que en inicio era productiva, empieza a decaer; incluso, volverse propensas a paros cardiacos por exceso de Pasos sencillos para reconocerlos.

Test del trabajólico: Pasos sencillos para reconocerlos.
  • El trabajo antes de las actividades familiares.

  • Recorta vacaciones para pasar más tiempos en la oficina.

  • Llega antes de la hora y cierra la oficina.

  • Hace cosas del trabajo fuera de horario.

  • Piensa en actividades de trabajo fuera de él.

  • No comen en refrigerio por avanzar trabajo.

  • Pasa más horas en la oficina que las necesarias.

<< ">Retroceder!
Elige el camino más corto... Con Da Vinci TRABAJAS YA!!!
Av. España 2725   |   Teléfono:  (044)231311